Conceptos básicos dentro de Unho.

| 21 Jun 2013 | Blog

¿Cómo trasladar cierta realidad clínica de la existencia de planos vitales de importancia jerárquica como comprensión de la enfermedad en los seres humanos y posteriormente trasladarla coherentemente y demostradamente al reino vegetal? Cuestión que en cierta manera nos introduce R. Steiner en su “agricultura biodinámica”

En esta entrada trataré de exponer varios aspectos  expuestos por G. Vithoulkas  para a partir de ahí, lograr encauzar lo que se puede esperar de Agrohomeopatía UNHO.

En el capítulo 3 titulado “El ser humano funcional como un todo integrado” perteneciente a su libro “Leyes y principios de la homeopatía” George Vithoulkas  nos introduce desde mi punto de vista en la conceptuación de la existencia de “planos vitales”  en el ser humano, y la existencia de una relación jeráquica de los distintos desórdenes en función del plano en el que se manifiesten y que el conocimiento de ésto, facilita la comprensión de los distintos remedios a emplear.

En  Unho  comprendemos que el mundo agrícola con las condiciones de hoy en día en cuanto a costos y  precios de los frutos que se manejan, nos imponen una formas de actuación de la agricultura, en los que la producción es lo fundamental, esto conlleva  una mayor rapidez de respuesta ante los problemas que se plantean, dentro de una visión anual de la vida de una planta.

Compartimos la  perspectiva de que no hay un remedio para un problema, debido a que hay muchas causas que lo pueden  ocasionar y por tanto diferentes remedios según cada caso;  por eso en UNHO nos ocupamos no sólo de dar la dosis, el número de tratamientos y la frecuencia entre ellos, sino de los cambios de remedio o su combinación; al igual que acercarnos  todo lo posible a una comprensión dinámica de “la planta” integrando nutrición y microbiología. Nos esforzamos por comprender y desarrollar correctamente el funcionamiento de una finca, invernadero, huerta, etc… como un todo, en el cual estén integrados armoniosamente, los distintos niveles vitales de ella y los mecanismos de defensa que hay que estimular para limitar los daños, además de la atención correcta de los hechos que acaecen.

Comparte este artículo:



    1 comentario

Publique un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing